Social Up

Social UP es un proyecto cofinanciado por la UE (2016-2018) en el marco del programa Erasmus+ con el objetivo de cultivar el design thinking en las empresas sociales para mejorar su impacto social, sostenibilidad y escalabilidad de una forma financieramente viable. El proyecto se basa en las 3 fases del design thinking – INSPIRACIÓN – IDEACIÓN – IMPLEMENTACIÓN – como base para el desarrollo de una guía de apoyo para empresas sociales.

La economía social emplea a más de 11 millones de personas en la UE, representando el 6% del empleo total. El creciente interés por el emprendimiento social en toda Europa se ha visto impulsado por el creciente reconocimiento del papel que las empresas sociales pueden desempeñar abordando desafíos sociales y medioambientales, al tiempo que asumen los efectos indirectos de la crisis económica mundial, ofreciendo servicios en consonancia con las nuevas y crecientes necesidades sociales. Con las empresas sociales centradas en una serie de servicios relacionados con el Estado, se espera que sus crecientes resultados generen ganancias para los presupuestos públicos. Su atractivo como empleadores también está aumentando; como ejemplo, el número de empleados a tiempo completo que trabajan en empresas sociales neerlandesas ha aumentado un 12% entre 2012 y 2014.

Según las previsiones de la Comisión Europea, se espera que las empresas sociales en Europa se conviertan en un movimiento empresarial dinámico y diverso, que impulsan nuevos modelos de negocio que combinan la actividad económica con la misión social y la promoción de un crecimiento inclusivo. La UE ha introducido nuevas prácticas y una nueva normativa con el objetivo de crear un ecosistema que propicie el desarrollo de las empresas sociales en toda Europa.

A pesar del creciente interés y apoyo a las empresas sociales, su supervivencia y crecimiento sigue estando obstaculizado por varias restricciones internas que incluyen la falta de modelos de negocio viables, la alta dependencia del sector público como fuente de ingresos, la falta de espíritu emprendedor y la escasez de competencias y de servicios de asesoramiento especializados.

Con una tasa de supervivencia baja (entre un 50-90% de las empresas sociales quiebran en los 4 primeros años) debido principalmente a la incapacidad de dirigirse a verdaderas necesidades del mercado; la creación de un modelo y estrategia de negocio sostenible se encuentra entre las 5 primeras necesidades de las empresas sociales. Las ideas emprendedoras innovadoras o planes de negocio de los emprendedores sociales a menudo se basan en conceptos no probados, que los inversores consideran a menudo demasiado arriesgados.

El Design Thinking (DT) es un acto creativo que procede de una empatía profunda y de la comprensión de las necesidades y motivaciones de las personas que son la base del mundo cotidiano de cualquier negocio. Propone un enfoque estructurado para generar y desarrollar ideas y consta de 3 fases que ayudan a desarrollar el proceso que va desde identificar un reto hasta encontrar y construir una solución. INSPIRACIÓN: introducción al desafío y exploración de usuarios I IDEACIÓN: diseño inicial de soluciones, priorización y prototipos simples I IMPLEMENTACIÓN: servicios, prototipos, evaluación de impacto y soluciones. Con un enfoque interdisciplinario centrado en el ser humano y experimental, ofrece a los emprendedores una oportunidad de comprender a sus potenciales clientes, y crear nuevas soluciones basadas en sus necesidades. El design thinking ha demostrado ser eficaz en la construcción de organizaciones innovadoras y en la creación de impacto social.

El objetivo del proyecto Social UP es mejorar el impacto social, la sostenibilidad y la escalabilidad de las empresas sociales para que puedan alcanzar su misión social de una manera financieramente viable, cultivando una cultura de design thinking adaptada a sus necesidades. El proyecto, en cooperación con expertos en design thinking, emprendedores/as sociales y asesores de empresas, co-diseña, co-desarrolla y co-implementa un material de formación en forma de una “Guía de apoyo para empresas sociales” diseñada para que  las empresas sociales crezcan, escalen y prosperen. Más concretamente, el proyecto tiene como objetivos:

  • Aumentar la conciencia sobre el valor del design thinking para el desarrollo de organizaciones innovadoras
  • Facilitar que los emprendedores sociales actúen como generadores de design thinking en la empresa para crear y establecer modelos de negocio sostenibles con conceptos probados
  • Capacitar a los expertos en diseño, formadores y asesores de empresas sociales para generar innovación en empresas sociales a través del design thinking
  • Cultivar el espíritu emprendedor y de los emprendedores sociales
  • Ampliar horizontes para experimentar otros enfoques innovadores a través del design thinking, como la gamificación.

Coordinador

Design Thinkers (Birmingham UK)

Socios

El proyecto Social UP reúne a un consorcio transnacional que agrupa a 7 expertos en diferentes ámbitos de 5 países de la UE (Reino Unido, Grecia, Finlandia, España y Chipre):

Innovation Training Center

Información del Proyecto

Web del proyecto

http://designthinking-socialup.eu/en/

Programa EU

Erasmus+, KA2 Cooperación para la Innovación y el Intercambio de Buenas Prácticas, Partenariados estratégicos Formación Profesional.

Contribución EU

288.304 €

Duración DEL PROYECTO

01-09-2016 – 30-08-2018

Palabras clave

– Emprendimiento social
– Design thinking
– Guía de apoyo para el emprendimiento social
– Aumento del impacto social, la sostenibilidad y la escalabilidad de las entidades sociales
– Políticas para la promoción del emprendimiento social

Compartir proyecto